¿Funcionan las Pastillas para bajar de peso?

En el mercado actual abundan las pastillas que prometen un gran descenso de peso, en un breve período de tiempo. Muchas de estas píldoras son básicamente un engaño, mientras que otras pueden implicar serios riesgos para la salud. Pero ¿todas las pastillas son iguales? La respuesta es no. Un médico puede recetar alguna pastilla o suplemento para complementar el tratamiento nutricional y el programa de actividad física de una persona que tiene sobrepeso u obesidad.

Si estás en la batalla contra los kilos de más y quieres saber un poco de más sobre las pastillas para bajar de peso, no dejes de leer este artículo.

Engaños relacionados con las pastillas para bajar de peso

Una publicidad engañosa de pastillas para adelgazar es fácil de identificar:

  • Te prometen resultados increíbles, en muy poco tiempo
  • Te garantizan que no tienen ningún riesgo para la salud
  • Se valen de “testimonios” de personajes famosos para convencerte de comprar el producto
  • Te ofrecen descuentos, dos por uno, regalos, etc
  • Te muestran el clásico “antes y después”

Pastillas para bajar de peso peligrosas para la salud

Si caes en un engaño publicitario y compras un producto para adelgazar que no sirve para tales fines, perderás dinero pero al menos no sufrirás efectos adversos. En cambio, si adquieres pastillas peligrosas que sí te hacen bajar de peso pero a base de mecanismos que dañan tu organismo, gastarás mucho más dinero y te pondrás en grave peligro.

Una droga que ocasiona severos efectos adversos, incluso la muerte, es el dinitrofenol. Comercializado como un potente quemagrasa, lograba producir un descenso repentino de peso a raíz de bloquear la producción de energía en las células y provocar la oxidación (“quema”) de las grasas de reserva, en un intento desesperado por parte del organismo para conseguir combustible. La FDA (Administración de Alimentos y Medicamentos) lo prohibió desde hace varias décadas, pero en la actualidad algunos sitios de Internet la ofrecen y la venden.

Otro droga para adelgazar muy peligrosa es la sibutramina, a la cual se le atribuye la propiedad de acelerar el metabolismo. Es sumamente perjudicial para personas con enfermedades cardiovasculares, pudiendo ocasionar derrames cerebrales e infarto agudo de miocardio.

Pastillas para adelgazar autorizadas

El Orlistat es un medicamento aprobado para tratar la obesidad en adultos y algunos médicos suelen indicarlo, siempre acompañado de una dieta baja en calorías y de un programa de actividad física. Su efecto farmacológico consiste en inhibir la absorción de las grasas en el intestino hasta en un 30%. Estas grasas no absorbidas son eliminadas con la materia fecal.

El Orlistat puede ser indicado a personas con diabetes, hipertensión arterial e incluso con enfermedad cardiovascular, pero su utilización debe ser supervisada por un médico. Si bien ha sido autorizado por la FDA, el consumo de este medicamento puede producir algunos efectos secundarios, tales como heces grasosas, aumento de las deposiciones, materia fecal blanda, dolores en estómago y en el recto, flatulencias y necesidad urgente de evacuar. El consumo de Orlistat durante mucho tiempo puede provocar deficiencia de vitaminas liposolubles (A, D, E y K), ya que estos micronutrientes necesitan estar disueltos en lípidos para ser asimilados por el organismo y, al consumir este fármaco, las vitaminas se eliminan con las grasas no absorbida en las heces.

Si tu médico te sugiere que tomes Orlistat, esto no significa que tengas vía libre para comer todas las grasas que quieras, sino que debes moderar su ingesta porque de lo contrario vas a experimentar muchas de las molestias gastrointestinales anteriormente mencionadas.

En ciertos casos de obesidad, algunos médicos recetan ansiolíticos o antidepresivos para reducir los síntomas de ansiedad y mejorar el estado de ánimo. No obstante, su uso es bastante controvertido.

Leave a Reply