¿Cómo saber si tienes obesidad?

La obesidad es un problema global que medra cada día, con sus serias consecuencias para la salud, o sea, las enfermedades asociadas, entre las que se hallan los inconvenientes cardiovasculares, diabetes, hipertensión, síndrome metabólico, incrementodel peligro de cáncer, entre otros muchos.

La manera frecuente de medir si una persona tiene un peso saludable o bien un sobrepeso o bien obesidad es el conocido índice de masa anatómico (IMC), que relaciona la estatura y el peso de una persona. Mas, desde hace cierto tiempo, múltiples estudios prueban que esta fórmula no siempre y en toda circunstancia ayuda a pronosticar si una persona tiene verdaderamente un peso superior por exceso de grasa o bien peculiaridades genéticas, de contextura, masa muscular aumentada por ejercicio, etcétera Si partimos del término de obesidad, exactamente la misma es considerada como el incremento de grasa anatómico total, por lo que, un mejor predictor de obesidad, es el porcentaje de grasa anatómico.

obesidad

Distintos estudios han observado que muchos individuos que se consideran delgados, con peso “normal” o bien con un ligero sobrepeso, mas que tienen un porcentaje de grasa elevado, tienen niveles de presión arterial, insulina o bien inflamación propios alguien con obesidad, por lo que sería, una suerte de “obesidad oculta”.

Un artículo publicado últimamente en la gaceta Frontiers estima que en los países desarrollados hasta el noventa por ciento de los hombres adultos, el ochenta por ciento de las mujeres y el cincuenta por ciento de los pequeños tienen un porcentaje de grasa conflictivo para su salud, y pasan, en muchas ocasiones, desapercibidos por el equipo de salud debido a que su peso se considera “normal”.

En antropometría se cree que una persona tiene una composición de grasa anatómico normal cuando presenta un índice bajo el veinte por ciento en hombres y del treinta por ciento en mujeres; tiene sobrepeso cuando el valor de su ecuación se ubica entre un veinte y un veinticinco por ciento en varones y entre un treinta y tres y un treinta y cinco por ciento en mujeres y se consideran obesos los hombres con un índice sobre el veinticinco por ciento y las mujeres con más del treinta y cinco por ciento de composición de grasa anatómico.

Para medir nuestros valores y, así, tener un diagnóstico sobre nuestra composición anatómico podemos acudir a profesionales de la alimentación que están capacitados para efectuar una valoración antropométrica conveniente, mediante fórmulas o bien sistemas de bioimpedancia, los que nos dejan querer el porcentaje de grasa anatómico y otros compartimientos, como la masa muscular y esquelética.

Para finalizar, mas no menos esencial, debemos tomar conciencia de que todos debemos efectuarnos controles periódicamente, por medio de una visita al médico, cardiólogo, dietista o bien cualquier otro especialista que sea preciso, aprovechando la enorme cartilla de geniales profesionales que tenemos en la zona, con la meta de prevenir enfermedades, y en el caso de advertirlas, poder tratarlas a tiempo y prosperar la calidad de vida.

Leave a Reply